AmazonasGate. Reveladores datos que dejan en entredicho a la izquierda.

Inicio

AmazonasGate. Publicamos en nuestro BLOG este artículo sobre lo que sucede en torno al Amazonas y por que no llamar a lo que sucede AmazonasGate y es que si nos fiamos de algunos medios, de algunos partidos políticos y de varias ONGs, la parte brasileña del Amazonas está siendo arrasada por el fuego por culpa de la llegada al poder de Bolsonaro cuando en realidad Brasil se vio más afectada por el fuego cuando gobernaba la ultraizquierda.

Hay algunos hechos que han sido ignorados abiertamente como que la selva amazónica no tiene nada que ver con la cantidad de CO₂ en la atmósfera, de hecho la selva ‎amazónica respira, inhalando y expirando ese gas, y sólo retiene una cantidad ínfima deCO₂, ‎a través de la fotosíntesis, es por eso que sólo los incendios aumentan la producción de carbono.

Además muchas fuentes no hacen ningún tipo de distinción entre los datos estadísticos de la zona ‎administrativa brasileña denominada «Amazonia», que es la jungla amazónica que se halla bajo ‎la autoridad de los 8 países de la OTCA (Organización del Tratado de Cooperación Amazónica) y ‎los datos de la selva amazónica que son de los 9 países que la comparten, dando así lugar a la difusión de ‎información que no corresponde a la realidad. ‎

 

Macron y Tusk

Justo antes de la apertura del G7 en la ciudad francesa de Biarritz, los grandes medios de prensa ‎internacionales iniciaron, con la complicidad del presidente francés Emmanuel Macron y del ‎presidente del Consejo Europeo Donald Tusk, una gran campaña de desinformación tendiente a ‎permitir a los europeos hacerse con el control de la región amazónica, sus minerales, sus tesoros ‎útiles para las transnacionales farmacéuticas y sus maderas preciosas. ‎

El objetivo de esta campaña es tergiversar la cuestión de la Amazonia e imponer una falsa ‎solución. ‎En primer lugar, esta campaña internacional repite constantemente que la Amazonia es «el ‎pulmón del planeta», formulación tendenciosa que trata de hacernos creer que la jungla ‎amazónica absorbe la mayor parte del CO₂ que se produce en todo el planeta, lo cual es absurdo. ‎

Por otra parte, según esta campaña los actuales incendios están devorando la jungla amazónica ‎tan rápidamente que pueden acabar con ella y los medios de difusión nos remachan cifras ‎absurdas sobre las superficies devastadas. ‎

Sin embargo, la jungla amazónica es una inmensa selva tropical ‎‎–y por consiguiente húmeda– que no se incendia fácilmente.‎ Las zonas afectadas por los incendios no son la selva en sí sino ‎zonas previamente devastadas por la deforestación. Después de la tala de una porción de selva, la zona ‎deforestada queda cubierta de restos de troncos talados y ramas secas que sí se queman ‎fácilmente. ‎

 

Macron y el G7

Desde 1978, la única instancia habilitada a tomar decisiones sobre la región amazónica es la OTCA ‎‎(Organización del Tratado de Cooperación Amazónica) cuyos miembros son los 8 países ‎sudamericanos cuyos territorios abarcan esa región (Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Guyana, ‎Perú, Surinam y Venezuela). Aunque la selva amazónica cubre el 90% de la Guayana Francesa, ‎Francia nunca quiso ser miembro de la OTCA. ‎

Pero el problema fundamental no son los incendios de las zonas deforestadas, ni la deforestación ‎en si, ni la manera anárquica en que se desarrolla esa deforestación sino más bien todas las ‎mentiras propaladas intencionalmente, de manera coordinada, por varios dirigentes europeos, ‎con el presidente de Francia en primera línea. ‎

Esas mentiras indican que muchos integrantes de la élite europea no están interesados en ‎garantizar la protección de la región amazónica sino más bien en desviar la atención internacional ‎de los verdaderos intereses económicos y políticos que se mueven alrededor de ese vasto ‎territorio sudamericano. ‎

 

El G7 y la OTCA

El hecho es que ciertos miembros del G7 pretenden poner en tela de juicio la autoridad de la ‎OTCA (Organización del Tratado de Cooperación Amazónica) con vistas a explotar las fabulosas ‎riquezas minerales de esa región así como sus valiosos recursos de utilidad para las ‎transnacionales farmacéuticas y sus maderas preciosas.

Y decimos ciertos miembros del G7 ya que el Presidente de EE.UU. y el PM de Japón no dieron su apoyo a este circo. De hecho, el propio Emmanuel Macron ‎ya autorizó la explotación de varias minas de oro en la Guayana Francesa por parte de un ‎consorcio franco-canadiense, sin importarle mucho los efectos que eso tendrá para la selva ‎amazónica y sus habitantes. ‎

Independientemente de la opinión que cada uno tenga sobre el presidente brasileño Jair ‎Bolsonaro, hay que reconocer que tiene razón cuando denuncia la naturaleza colonialista de la ‎decisión de discutir la cuestión de la selva amazónica en el G7, sin la presencia de los países ‎sudamericanos cuyos territorios abarcan enormes porciones de la región amazónica.

Las mentiras ‎de Emmanuel Macron no dejarán seguramente de tener graves consecuencias. ‎

A continuación exponemos algunos de los datos del AmazonasGate que tanto disgustan a los partidarios de la izquierda y las ONGs a sueldo de las corporaciones europeas:

 

Fotos falsas o de años anteriores para culpar a Bolsonaro de los incendios

En las redes sociales se han propagado con rapidez conmovedoras fotos de un pequeño mono muerto, un conejo carbonizado y otros animales afectados. También se están difundiendo terribles imágenes de incendios en Brasil.

¿Cómo no conmoverse ante tal horror? En realidad, las fotos de los monos y del conejo son de incendios forestales en California en 2018, y otras fotos del Amazonas en llamas que se muestran como actuales son de hace años (un ejemplo es la que encabeza esta entrada, tomada por el fotógrafo estadounidense Loren McIntyre, fallecido en 2003, pero que muchos están difundiendo como si fuese actual.

Muchas de esas fotos son de cuando en Brasil gobernaban los comunistas Partido de los Trabajadores, y algunas ni siquiera son del Amazonas. ¿De dónde sacan esas fotos quienes las ponen en circulación? ¿Acaso desconocen su procedencia, y las usan para intoxicar? Por otra parte, ¿por qué no hubo estas reacciones políticas y mediáticas cuando gobernaba la izquierda en Brasil? ¿Tal vez había menos incendios entonces?

 

La NASA señala que la actividad de los incendios es la habitual en Brasil

La NASA publicó un revelador informe mostrando capturas del satélite Aqua tomadas el 11 y 13 de agosto sobre los incendios en el Amazonas brasileño.

El informe señala lo siguiente: “A partir del 16 de agosto de 2019, un análisis de los datos satelitales de la NASA indicó que la actividad total de incendios en la cuenca del Amazonas este año ha sido cercana al promedio en comparación con los últimos 15 años“.

Es decir, que la actividad de los incendios en Brasil está siendo similar a la que existía cuando gobernaba la ultraizquierda. ¿Por qué se monta ahora este revuelo que no se montó cuando gobernaba el PT?

 

En proporción Venezuela y Bolivia se están viendo mucho más afectadas

El Instituto Nacional de Pesquisas Espaciais (INPE) también ha publicado información sobre esta cuestión. Los datos reflejas los focos de incendios forestales en los últimos siete años en los países de Sudamérica. Los datos de este año en Brasil son notablemente altos: 76.720 focos.

Pero también es notablemente alto el número de focos en Bolivia (17.435) y sobre todo en Venezuela (26.495). Para que nos hagamos una idea, con una superficie equivalente al 10,76% de la que tiene Brasil, Venezuela ya alcanza este año un número de fotos que equivale al 34,53% de los que tiene ese país vecino. Así mismo, la superficie de Bolivia equivale a un 12,9% de la de Brasil, pero su número de focos equivale al 22,72% del que está sufriendo su vecino.

Dicho sea de otro modo: en proporción a su superficie, los incendios están afectando mucho más a Venezuela y a Bolivia que a Brasil, pero sólo se habla de Brasil. ¿Tal vez porque en Bolivia y Venezuela gobierna la ultraizquierda?

 

Los reveladores datos del GFED sobre el número de focos: el mayor fue en 2005

Sobre el número de focos en el Amazonas también son interesantes los datos de la Global Fire Emissions Database (GFED), un proyecto de investigación que enlaza la NASA en el citado informe y que se dedica a recopilar datos de la agencia espacial estadounidense. En sus tablas podemos ver los números mensuales de focos de incendios en todo el Amazonas en los últimos 16 años (la línea gruesa verde corresponde a los de 2019):

Como vemos, el número de focos de 2019 no está siendo el más alto ni por asomo: lo fue el número de 2005, año que muestro destacado a continuación:

¿Por qué no hubo esta polémica mediática y política internacional en 2005? Pues tal vez porque entonces el ultraizquierdista Lula da Silva llevaba dos años en el poder en Brasil, y en el resto del Amazonas gobernaba la izquierda (Alejandro Toledo en Perú) y la ultraizquierda (Álvaro García Linera en Bolivia y Hugo Chávez en Venezuela).

En ese entonces a la izquierda y a la extrema izquierda -y a sus terminales mediáticas- les importó poco o nada que ardiese el Amazonas, porque tendrían que pedirles cuentas a esos gobernantes amigos. Ahora la cosa ha cambiado en Brasil.

 

En Bolivia sí que está habiendo un número de focos mucho mayor del habitual

Dicho sea de paso, lo que también revelan los datos de la GFED es que este año está siendo uno de los que más focos se han registrado en el departamento de Santa Cruz en Bolivia, como muestra este gráfico:

Ahora mismo, el número de focos en ese departamento está siendo tal alto que sólo se ve superado por los datos de 2010. Es un hecho que esta ola de incendios se inició hace dos semanas en Bolivia, extendiéndose hacia Brasil y Perú.

Cuando se inició la ola casi nadie dijo nada sobre los incendios en Bolivia. Y es que ahora, como en 2010, en Bolivia gobierna el ultraizquierdista Evo Morales, y tal vez por eso la izquierda no clama contra sus incendios.

Y eso a pesar, por cierto, de que Morales promulgó el 9 de julio el Decreto Supremo 3973 que permitía la quema controlada de bosques en los departamentos amazónicos de Santa Cruz y Beni: precisamente es donde se inició esta ola de incendios hace dos semanas.

 

Los datos del INPE sobre superficie amazónica quemada en Brasil

Por otra parte, según datos el INPE este año han ardido ya 18.629 kilómetros cuadrados de bosque amazónico en Brasil. Es un dato terrible.  Sin embargo, ha habido años mucho peores en la Amazonia brasileña, como muestra esta tabla publicada por el INPE:

Como vemos, el peor dato de los últimos 17 años fue el de 2005, con más de 160.000 kilómetros cuadrados arrasados. Pero entonces la izquierda y los medios no culparon al Gobierno brasileño: ¿tal vez porque gobernaba la extrema izquierda?

 

La mentira como arma política

Por supuesto, para la extrema izquierda todos estos datos sobran. Está haciendo una campaña política contra al Gobierno de Brasil y contra el capitalismo, y eso es lo único que importa. Prueba de ello es este mensaje publicado  por los comunistas españoles de Izquierda Unida culpando de los incendios al capitalismo:

Ver imagen en Twitter

Éste es el nivel de la extrema izquierda… Cabría preguntarles si en los países comunistas nunca ha habido incendios forestales, o si los incendios en Venezuela y Bolivia también son culpa de los capitalistas, pues en ambos países gobierna la ultraizquierda. Pero les importa muy poco.

El comunismo se ha valido durante muchos años de la mentira como arma política y no va renunciar a ella.

Al igual que en el caso de la mediatizada adolescente sueca Greta Thunberg que aparece como la nueva defensora del medio ambiente, el caso de los incendios en el AmazonasGate, los cuales recordemos comenzaron a difundirse mediante un hastag en Twitter y que fue un Trending Topic generado por algoritmo, son solo una muestra mas de como el comunismo en todas sus variantes politicas y sociales no le interesa ni la vida, ni las personas ni el  planeta.

 

2 thoughts on “AmazonasGate. Reveladores datos que dejan en entredicho a la izquierda.”

  1. This design is steller! You certainly know how to keep a reader entertained.
    Between your wit and your videos, I was almost moved to start my own blog (well, almost…HaHa!) Wonderful
    job. I really enjoyed what you had to say, and more than that, how you presented it.
    Too cool!

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Buenos Dias, ¿En que podemos ayudarlo?
Powered by