Ecología versus religión: por qué los cristianos tradicionales y los activistas ecológicos tienen opiniones polares opuestas sobre la naturaleza del hombre.

Introducción

Hoy publicamos en nuestro BLOG un interesante artículo escrito por el periodista independiente Tim Kirby y que fue subido en el sitio web strategic-culture.org.

En el mismo el periodista planteo un muy interesante análisis acerca de algo muy olvidado hoy día y que es la naturaleza del hombre y como debe ser su relación con el entorno en que habita.

A continuación el artículo:

Religión y Ecología

Hablar en público en los principales foros y convenciones es muy bueno para la carrera de una analista (como lo es estar escribiendo para la Strategic Culture Foundation), aunque a menudo estos eventos pueden llevar mucho tiempo por poco o ningún pago.

Pero, cuando se me presentó la oportunidad de formar parte de un panel sobre el extraño tema de “Religión y Ecología” en el 5º Foro Cristiano Internacional en Moscú, simplemente no pude resistirme.

Todos hablan de la dinámica de los EE.UU. Contra Rusia, Trump contra el Estado Profundo y los “Guerreros de la Justicia Social” (¿?) o SJW contra la razón.

Pero ¿cuál es la dinámica entre la religión, especialmente el cristianismo la ecología?, después de algunas noches de reflexión e investigación, armé mi discurso.

El argumento central es que los cristianos tradicionales y los Eco-activistas tienen opiniones polares opuestas sobre la naturaleza del hombre, por lo que siempre habrá un enorme abismo que no se puede rellenar entre la cristiandad y los movimientos verdes de hoy.

Cristianismo

El cristianismo dice que Dios es bueno, absolutamente puro y justo, y que estamos hechos “a su imagen” y que somos “sus hijos”, sin embargo, también estamos condenados por el pecado original.
A pesar de tener el potencial de buenos y sagrados orígenes, todos cometeremos actos pecaminosos, pero al seguir las enseñanzas de Cristo / La Iglesia podemos elevarnos hacia un estado de piedad que nos volverá un pocos menos pecaminosos hasta el día del juicio.
Desde la perspectiva cristiana, la humanidad a pesar de algunos momentos brutales en la historia NO es inherentemente malvada.

Sino inherentemente pecaminosa, que puede ser expiada o perdonada, o minimizada a través de la gracia de Dios y de mucho trabajo duro por parte del cristiano en cuestión.

 

Ecologismo

El ecologismo nos enseña lo contrario y pinta una imagen muy diferente de la naturaleza del hombre.
La multitud verde / vegana / ecológica ve a los humanos como una peste que todo lo consume en el planeta.
Cada uno de nosotros a través de nuestro estilo de vida moderno consume y por lo tanto destruye el planeta que dicen amar.
Desde una cosmovisión ecológica, cada ser humano es un detrimento de la naturaleza y realmente no hay arrepentimiento por este estado.

Consumimos y el consumo es perjudicial para la naturaleza, por lo tanto, todos somos malvados.

 

DesarrolloTecnológico

Los grandes sueños de nuestros antepasados: transporte rápido, luz por la noche (además de velas), calefacción / refrigeración automática y tal vez la mayoría de los alimentos abundantes son pesadillas para aquellos con mentalidad ecológica.
Todos los triunfos del hombre, que harían que nuestras vidas parecieran irreales para un campesino medieval, son “malos para el medio ambiente”, ya que su infraestructura consume espacio y recursos, y es mala para los animales y el hábitat.
Cuanto más personalizamos el mundo para adaptarnos a nosotros, peor será para las plantas y los animales que no se ajustan al modo del hábitat humano.

Mentalidad Ecologista

Esta visión de las cosas es la razón por la cual nunca se encontrará con un “verde” incondicional que no esté absolutamente convencido de que el mundo está “sobrepoblado”.
Incluso si es de un pequeño país europeo con una población en declive.
Este deseo de “sacrificar el rebaño” es un componente profundamente inalienable de la mentalidad Eco.
Necesitan que la humanidad disminuya para salvar el planeta, por lo que este tipo de cosmovisión es proabortista.
El feminismo ha destruido más o menos a la familia, lo que la convierte en un componente clave de los movimientos ecológicos en todo el planeta: sin familia tradicional = no más niños.

Todo lo LGBT también funciona para Ecología ya que el sexo que no conduce a la procreación para ellos es el único tipo de sexo bueno.

 

Mentalidad Religiosa

El cristianismo, por otro lado, necesita un flujo estable de nuevos cristianos que nacen y ve a los niños como una bendición, por lo que es fuertemente antiabortista y siempre impulsa algún tipo de agenda pro-familia, ya que una buena familia produce niños.
Las religiones tradicionales obtienen la mayoría de los nuevos miembros a través del nacimiento y el adoctrinamiento, por lo tanto, cualquier religión que rechace esta posición está condenada a la extinción.
La doctrina cristiana predica que el hombre NO es un animal y es la forma superior de vida en la Tierra.
Dios hizo al hombre a su propia imagen, y no a la imagen de vacas o perros.

Además, Dios nos dio dominio sobre el planeta y depende de nosotros mantener esta propiedad principal, pero en última instancia “es el mundo del hombre”.

 

Ambientalistas

Los ambientalistas creen que el hombre ES un animal y que no somos diferentes y mejores que las vacas lecheras, los loros en peligro de extinción o las mascotas de la casa.
De hecho, dado que los humanos son los únicos seres capaces de contaminar y destruir el medio ambiente, en realidad somos PEORES que los animales para los individuos con pensamiento verde.
El concepto de “Derechos de los animales” nunca podría haber venido del cristianismo tradicional, ya que poner al hombre y la rata como iguales bajo Dios es una tontería rayando en la blasfemia.

Pero como las ratas son incapaces de destruir el planeta (teoricamente) y no consumen combustibles fósiles, son al menos nuestros iguales, si no superiores en el dogma de la iglesia del ambientalismo.

 

Ejemplos

Lo que he escrito anteriormente puede sonar impactante o conspirador, por lo que es mi deber proporcionar algunos ejemplos de cómo los ambientalistas ven al hombre como malvado para apoyar mi escrito.
Si se toma 15 minutos de su tiempo, puede encontrar muchos más artículos que respaldan las opiniones presentadas en esta breve lista:

¿Deberíamos hacer que Marte se parezca más a la Tierra?

Un grupo de hombres adultos con títulos discute seriamente si los humanos arruinarán el “ambiente” de los planetas extraterrestres de su colonización / terraformación.
La pregunta “¿los humanos arruinarán Marte?” Es en realidad un tema bastante popular y muestra cómo aquellos preocupados por preservar la naturaleza ven el contacto con la humanidad como un desastre.

Vacía la mitad de la Tierra de sus humanos. Es la única forma de salvar el planeta.

Esta tesis argumenta que no solo necesitamos reducir la población sino empujar a todos a las ciudades al estilo del juez Dredd para disminuir nuestro impacto en el medio ambiente.
Esencialmente, el hombre encerrado en un campo de concentración tiene mucho menos impacto en la Tierra, ¡así que adelante! Tus deseos no significarán nada.   

Grupos ambientales que apoyan el aborto.

Muchos Verdes apoyan el aborto por las razones que dije anteriormente y nadie oculta este hecho.
Si ve a los humanos como dañinos, entonces el aborto es una forma de ayuda global.


La comunidad LGB ha cooptado los movimientos verdes.

Una nueva investigación revela que los homosexuales y las lesbianas están desproporcionadamente representados en los movimientos contra la guerra y el medio ambiente.
Una vez más, se prefiere el sexo no orientado a la procreación cuando uno se compromete a reducir la población humana y existen muchos vínculos entre el ambientalismo y los LGBT.

Esto no es una conspiración sino una superposición ideológica natural.

 

Conclusión

Para finalizar, me gustaría transformar esta pieza de un interesante ejercicio intelectual de comparar dos ideologías que nunca antes había visto comparadas, en algo de valor.
Lo principal que debemos sacar de esto es que necesitamos un ambientalismo prohumano, que nos diga que los humanos somos una rareza increíble que puede ser verdaderamente única en el universo y que necesitamos mantener nuestro planeta, colonizar y mantener a los demás planetas para que la gloria de nuestra llama nunca se apague.
El hombre es bueno, es un poco irresponsable y a veces pecaminoso.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Open chat
Buenos Dias, ¿En que podemos ayudarlo?
Powered by