Dura es la Verdad, Pero es la Verdad

Introducción

Hoy subimos a nuestro BLOG algunas líneas acerca de lo sucedido en un debate televisivo frente a dos diputados y un senador, en el cual el reconocido economista Roberto Cachanosky exhibió una serie de datos muy aplaudidos en las redes sociales que dejaron sin respuestas a los políticos presentes.

El momento tuvo como disparador un cuestionamiento que Donda se encontraba realizándole al senador de Juntos por el Cambio, Esteban Bullrich, respecto de la crisis económica que atraviesa el país y la disparada del tipo de cambio -y por ende el índice de inflación- que ocurrió luego de conocerse el resultado de las PASO.

Luego de que Bullrich dijera que la inflación se estaba desacelerando hasta la victoria de Alberto Fernández el 11 de agosto, Donda expresó: “Una cosa que genera desconfianza es que ustedes sigan mintiendo. La inflación bajaba vía enfriamiento de la economía, bastante poco, ¿pero cuánto la aumentaron hasta que empezó a bajar?”.

En ese momento el economista  intercedió en la discusión para criticar el monto que los políticos de las dos cámaras reciben para funcionar cada año.

 

Gastos Legislativos

Para fundamentar su postura, recurrió a cifras del presupuesto de 2019: “¿Ustedes tres son legisladores? La Cámara de Diputados tiene un presupuesto de 150 millones de euros. Significa que cada diputado cuesta 49.000 euros mensuales (o sea 3.066.867.93 de pesos al cambio actual por mes por legislador).

¿Saben cuál es la cifra en España, que tiene la misma población? 91 millones de euros, al tipo de cambio de hoy. Acá cada diputado cuesta dos veces más”, describió.

Y continuó: “En la Cámara de Senadores, el presupuesto es de 148 millones de euros. Cada uno sale 171.000 euros mensuales (10.702.743.18 de pesos al cambio actual por mes por legislador), contra 17.500 euros que cuesta un senador en España”.

“Son 10 veces más caros. Muchachos, lloren por los pobres pero empiecen a mirar por acá“.

Políticos. Dura es la verdad, pero es la verdad
Políticos. Dura es la verdad, pero es la verdad. El economista  intercedió en la discusión para criticar el monto que los políticos de las dos cámaras reciben para funcionar cada año.

Presupuestos Políticos

Y concluyó: “Esto con el liberalismo no tiene nada que ver. El presupuesto de gente asignada específicamente al Senado –son 5.700 personas– es de 9.157 millones de pesos al año, lo que significa que cada senador nos cuesta a los contribuyentes 11 millones de pesos mensuales. Yo les diría que empiecen a revisar las críticas al neoliberalismo y empiecen a ver qué están haciendo ellos”.

La crítica no encontró respuesta y la legisladora Victoria Donda, lo único que atinó a decir es que no se siente incluida en la palabra “muchachos”, usando las clasicas “chicanas” políticas a las que están acostumbrados todos los legisladores cuando se tratan temas que los incomodan visiblemente.

Ante la incontestable evidencia de los datos los legisladores cambiaron de tema luego de que Arroyo resaltara la necesidad de “establecer acuerdos básicos porque la situación se ha puesto muy difícil”.

 

Políticos como Pino Solanas

El economista siempre ha mostrado los excesivos gastos de los tres poderes políticos exhibiendo datos y cifras que son imposibles de refutar. En Febrero de este año, por ejemplo, dejo en evidencia al senador Fernando Solanas por el mismo tema.

“Le diría que empecemos a ver por ejemplo que en el Senado hay 5.752 empleados asignados.

El senador tiene 35 en su planta, entre planta permanente y planta transitoria. Es casi una pyme. Eso lo pagamos los contribuyentes“, aseveró.

A lo que el Senador solo pudo responder con una clasica evasiva diciendo que “ahora parece que quieren que se cierre el Senado”, pero sin desmentir uno solo de los datos del Sr Cachanosky.

 

Conclusión

Lo mismo sucedio en el debate televisivo mencionado donde los legisladores o hicieron silencio o contestaron con evasivas cambiando rápidamente de tema.

Y el caso de la Cámaras de Diputados y Senadores de la Nación, no son, obviamente los únicos, ya que a esa sangría presupuestaría que sale de nuestros impuestos hay que agregarle los costos de las Legislaturas Provinciales donde los gastos son tan insostenibles como los de la Nación.

La pregunta que debemos hacernos es  ¿cuantos caminos, escuelas, hospitales, radares, aviones de control para evitar la destrucción de nuestros recursos pesqueros y cientos de miles de items similares son dejados de lado?.

Es un muy necesario debate que por supuesto será evitado a toda costa por los que viven de los impuestos de los ciudadanos argentinos.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Buenos Dias, ¿En que podemos ayudarlo?
Powered by