Sistemas Políticos. Cómo el espectro del comunismo rige nuestro mundo.

Introducción

Sistemas Políticos. Publicamos en nuestro BLOG la conclusión de una serie de artículos publicados en el sitio web La Gran Época sobre el comunismo.

La Gran Época es la edición en español del periódico internacional Da Jiyuan o Epoch Times por su nombre en inglés que se publica en 35 países y en 21 idiomas

SIn embargo, esta semana, Facebook ha incluido en su lista negra los anuncios de este medio digital conocido por su cobertura crítica del régimen comunista en China.

En contraste con muchos otros periódicos convencionales que operan en los Estados Unidos, no ha adoptado una postura política rabiosamente anti-Trump.

Censura Disimulada

En un comunicado , el editor del periódico, Stephen Gregory, dijo entre otras cosas que, La Gran Época ha informado de manera objetiva y honesta sobre la administración Trump y ha sido uno de los principales medios de comunicación en desentrañar  el caso conocido como Spygate.

También dijo que a pesar de las repetidas solicitudes de aclaración, Facebook no ha proporcionado ninguna explicación que no sea “una explicación genérica de que habíamos violado la política, sin explicar a qué política se referían”.

En particular, la prohibición se produjo a pesar del hecho de que La Gran Época había gastado anteriormente más de $ 2 millones de dólares en anuncios de Facebook sin problemas.

Ello se suma a una serie de cancelaciones de cuentas específicas que ocurrido en los últimos meses.

Por ejemplo  YouTube, propiedad de Google, prohibió el lunes al comentarista James Allsup (más de 450,000 suscriptores y luego fue cancelado por twitter, también) y a muchos otros comentaristas de derecha por “discurso de odio”.

También la semana pasado fueron cancelados diversos canales como el del Michael Hoffman o The Iconoclast.

La Biblioteca de Alejandría

Esta moderna versión de La Quema de la Biblioteca de Alejandría se lleva a cabo activamente sobre miles de canales cuyos videos colectivamente tuvieron literalmente millones de visitas y que han sido eliminados.

Casi todo el Internet (Google, YouTube, Facebook, Apple y Twitter) ha sido rediseñado con un nuevo sistema político para evitar que las personas encuentren medios independientes.

Los 7.500 millones de personas en este planeta deberían preguntarse por qué un pequeño grupo de oligarcas de Silicon Valley y su contraparte china pueden decidir quién puede o no tener una voz y compartir sus puntos de vista en nuestra moderna plaza pública digital.

A continuación reproducimos el Artículo:

Historia

En el largo curso de la historia, la humanidad ha visto esplendor y gloria en abundancia, pero también ha soportado innumerables episodios de tragedia y desastre a causa de los sistemas políticos.

Mirando hacia atrás, encontramos que la rectitud moral acompaña al gobierno transparente, la fortaleza económica, la brillantez cultural y la prosperidad nacional; la degeneración moral augura la caída de las naciones y la extinción de civilizaciones enteras.

Hoy en día, la humanidad ha alcanzado la cúspide de la riqueza material, sin embargo, enfrenta desafíos sin precedentes causados ​​por el caos del comunismo.

El objetivo final del comunismo no es establecer un Cielo en la Tierra, sino destruir a la humanidad.

La naturaleza del comunismo es la de un espectro maligno forjado por el odio, la degeneración y otras fuerzas elementales del universo.

Por odio, masacró a más de cien millones de personas, pisoteó varios miles de años de exquisita civilización y corrompió la moral humana.

El Espectro Comunista

El espectro comunista hizo planes tanto para Oriente como para Occidente, adoptando diferentes estrategias en diferentes países.

En Oriente, cometió matanzas despiadadas y obligó a la gente a creer en el ateísmo. En Occidente, el comunismo tomó una ruta alternativa.

Se infiltró en la sociedad de forma encubierta, seduciendo a las personas para que abandonen su fe y sus valores morales tradicionales.

Usando regímenes, organizaciones, compañeros de viaje, cómplices y otros agentes comunistas, el comunismo reunió a los elementos negativos presentes en el mundo humano para acumular un poder formidable.

Con este poder, subvirtió y estableció el control en todas las esferas sociales, incluidas la política, la economía, el derecho, la educación, los medios de comunicación, las artes y la cultura.

La humanidad de hoy se encuentra en una situación peligrosa.

Triunfo del Comunismo

Viendo en retrospectiva los últimos dos siglos de desarrollo social y de política, las razones del triunfo del comunismo son claras.

Cuando las personas se entregan a los placeres materiales que trae el avance tecnológico y permiten la difusión del ateísmo, en realidad están rechazando la misericordia divina y entregándose al mal.

Al haberse alejado en gran medida de las tradiciones establecidas por los dioses, gran parte de la humanidad es fácilmente engañada por el comunismo y sus innumerables permutaciones ideológicas, como el socialismo, el liberalismo y el progresismo.

La cultura tradicional es la garantía para que los humanos mantengan su moral y obtengan la salvación en los últimos momentos de la época final.

Pero con la cultura tradicional bajo ataque y las verdades morales básicas dejadas a un lado, el vínculo entre el hombre y Dios se quiebra.

El hombre ya no puede entender la instrucción divina y el mal reina supremo, causando estragos en el reino humano.

Cuando la moral humana cae por debajo de los estándares básicos requeridos para los seres humanos, los dioses, muy a su pesar, deben abandonar a la humanidad. El diablo entonces conduce al hombre al abismo de la perdición.

Reacción

Pero habiendo llegado a un extremo, las circunstancias naturalmente se revierten. Es un principio eterno en el reino humano que el mal nunca podrá vencer a lo recto.

La victoria momentánea del comunismo es un fenómeno temporal, provocado por el diablo, el cual ha intimidado a la gente con su poder ilusorio y sus tentaciones traidoras sobre todo en política.

El hombre, aunque imperfecto, lleva en su naturaleza la bondad, la virtud y el coraje moral que han sido nutridos y transmitidos durante siglos y milenios. En esto yace su esperanza.

Los eventos mundiales se están desarrollando a un ritmo increíble. La rectitud está en ascenso y la gente del mundo está despertando.

 

El Caso de China

En China, millones de personas se han resistido pacíficamente al régimen tiránico del Partido Comunista Chino al mantenerse firmes en su fe y su moral.

Inspirados en la serie editorial Nueve Comentarios sobre el Partido Comunista, más de 300 millones de chinos han renunciado valientemente a sus lazos con el PCCh y su sistema político a través del acto de “tui dang” o “renunciar al Partido”.

Cada vez más personas están tomando la sincera decisión de liberarse de las cadenas del comunismo. Así, la desintegración del Partido Comunista ya está en marcha.

El fin del Partido Comunista es un plan divino. Si los líderes de China toman medidas para desmantelar el Partido, se les brindarán todas las condiciones para una transición limpia.

En el futuro, podrán ganar la verdadera autoridad –la autoridad otorgada por los dioses. Si se niegan obstinadamente a hacer este quiebre, tomarán el destino del Partido como propio, uniéndose a él en las calamidades de su caída final.

 

Cultura Tradicional

El mundo está experimentando un resurgimiento de la cultura tradicional y la moral, en concordancia con los valores universales de verdad, benevolencia y tolerancia.

Al frente de este renacimiento se encuentra Shen Yun Performing Arts, que recorre cinco continentes. Usando la danza clásica china como medio, Shen Yun lleva estos valores al público de todo el mundo.

Occidente ha comenzado a reconocer la infiltración comunista en su sistema político y su subversión de la cultura tradicional que ha tenido lugar durante el último siglo.

La limpieza de los elementos comunistas y la cultura moderna desviada ha comenzado en muchos ámbitos, incluidos el derecho y la gobernanza, la educación y las relaciones diplomáticas y el sistema político.

Los gobiernos se están volviendo más vigilantes contra los regímenes comunistas y sus facilitadores, lo que frena en gran medida la influencia del comunismo en la escena global.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Buenos Dias, ¿En que podemos ayudarlo?
Powered by