Despúes de 30 años Alemania oriental no se recompone del desastre socialista.

Treinta años después de la caída del muro de Berlín, el producto interior bruto de los estados federados de nueva incorporación se ha estancado en un 70 % con relación al oeste del país.Click To Tweet

Introducción

Socialismo. A continuacion reproducimos en nuestro BLOG una nota publicada en EFE con respecto al atraso que tienen los sectores que componían la antigua Alemania Oriental o Deustche Demokratic Republik (DDR).

Si hay un ejemplo claro y concreto sobre como el comunismo y el socialismo son sinónimos de atraso, este es el de Alemania.

Tras años de guerra, bombardeos, desplazamientos demográicos, saqueos, violaciones y asesinatos de toda índole la población alemana hubo de empezar de cero.

Alemania fue divida en dos con un sector capitalista y otro comunista, ambos estaban igual de destruidos asi ninguno de los dos sistemas puede arguir que había una base existente.

Ya sabemos cual fue el resultado y cual de los dos sectores alemanes pudo progresar y desarrollarse, por más que los defensores del socialismo digan lo contrario.

Para hacer mas interesante este artículo agregamos los siguientes datos:

 

La Rebelión de los Albañiles

En 1953 los albañiles germanorientales que levantaban a toda prisa los edificios monumentales de la Stalinallee (avenida de Stalin) berlinesa se bajaron del andamio.

Estaban hartos de trabajar cada vez más por el mismo dinero que, para colmo, perdía valor de un día para otro.

La revuelta duró dos días, el 16 y el 17 de junio y se solucionó como siempre soluciona todo el socialismo, al caer la tarde del 17 de Junio cerca de 500 cadáveres tapizaban las calles del Berlín comunista.

Otros 100 morirían fusilados en las semanas siguientes acusados de sedición.

Hubo casi 2000 heridos y más de 5000 detenidos, 1200 de los cuales fueron condenados a trabajos forzados en un gula. 

También 18 soldados soviéticos fueron juzgados y ejecutados por negarse a disparar a civiles indefensos.

La revuelta de Berlín se contagió por todo el país ocasionando una auténtica revolución obrera en la que participaron medio millón de personas y que se saldó con más de 2000 muertos.

 

Socialismo. El Muro de Berlín
Socialismo. El Muro de Berlín

 

Wandlitz

Los líderes de la autodenominada «república de los trabajadores» vivían en lujosas mansiones neoclásicas de Majakowskiring, un selecto barrio del distrito de Pankow.

Y como buenos defensores de los obreros y trabajadores que eran decidieron protegerse del pueblo llano levantando un elegante enclave en Wandlitz, obra del inefable Erich Honecker,

Contaba con un club social con restaurante, un economato, un pequeño hospital, una piscina, una cancha de tenis y un campo de tiro.

Todo era extremadamente selecto.

En el restaurante se podía comer cualquier cosa: asados de ciervo, foie, guisotes prusianos, salchichas frescas de Nuremberg.

Suponemos que los esforzados jerarcas tenian acceso a estos bienes al igual que los obreros y trabajadores fabriles, después de todo la DDR era uno de los paraísos de los trabajadores en Europa………..

 

El Muro

Quizas la mas horrorosa de todas las ideas generadas por el socialismo consiste en “blindar” sus fronteras para “preservar” a sus habitantes de la “contaminación capitalista y burguesa”.

El famoso e infame Muro de Berlín es solo una muestra más de este práctica aberrante, comenzó su construcción en 1961 y llegó a tener mas de 150 km de largo.

Pero como todo buen producto del socialismo no logró impedir que muchos lograran escapar de la DDR, esa prisión terrorífica, porque la maldad de los verdugos sólo era superada por su incompetencia.

 Lo consiguieron unos 5000, otros murieron en el intento: aunque se desconoce el número exacto, se estima
que unos fueron unos 200.

La Herencia Socialista

Los factores estructurales aún lastran la economía de la antigua Alemania oriental

Treinta años después de la caída del muro de Berlín, el producto interior bruto de los estados federados de nueva incorporación se ha estancado en un 70 % con relación al oeste del país.

Además, según un informe presentado hoy por el Instituto Alemán de Investigación Económica (DIW) en Berlín, en 2018 la recaudación fiscal de los “Länder” orientales sólo alcanzó el 60 % de la media federal.

No obstante, lejos de esperar una mejora, los autores del estudio vaticinan que en las próximas tres décadas las diferencias podrían ahondarse aún más.

 

El Futuro de la región

Su informe traza un escenario pesimista de cara al futuro.

Según señaló la economista Kristina van Deuverden en declaraciones a la prensa, ello se debe a la existencia de un problema demográfico ocasionado por la intensa emigración hacia el oeste tras la reunificación en 1990.

“El flujo de inversión y capitales que hubo hacia la antigua República Democrática Alemana fue inmenso. Pero las personas fueron en la otra dirección,” explicó la experta.

“Los niños que deberían haber nacido allí no están,” alertó.

 

Socialismo. Esperando para comprar
Socialismo. Esperando para comprar

 

Los antiguos estados de la DDR

El consiguiente envejecimiento de la población forma parte de un círculo vicioso, puesto que no solamente afecta a los ingresos que fluyen hacia las arcas del estado.

Sino que reduce la mano de obra disponible, dificultando el desarrollo económico.

“Es necesario atraer empresas, pero el problema es que no hay gente,” apostilló Van Deuverden.

En los últimos veinte años, el desempleo en los estados orientales se ha reducido desde el 18 % al 6,5 %, es decir, tan sólo dos puntos porcentuales por encima de los estados occidentales.

Sin embargo, dicha caída se debe en parte a la jubilación de una parte sustancial de la población activa.

Según los datos que maneja el DIW, está previsto que la población del estado de Sajonia-Anhalt, por ejemplo, se reduzca en un 21 % de aquí a 2050.

 

Desequilibrio

El desequilibrio demográfico entre ambas partes del país se ve acentuado por el hecho de que en el antiguo este socialista predominen las zonas rurales.

Aunque a lo largo de las últimas tres décadas la productividad media de éstas ha igualado prácticamente a la del ámbito rural occidental.

Entre las recetas para revertir el despoblamiento y atraer a las empresas, el experto en política industrial Martin Gornig apuntó a la necesidad de desarrollar las infraestructuras en los “Länder” de nueva incorporación.

También subrayó la importancia de fomentar la instalación de polos industriales en zonas urbanizadas -a caballo entre la ciudad y el campo-, un modelo extremadamente productivo en el oeste de Alemania.

“No obstante, la diferencia fundamental en la estructura de población no se puede cambiar”, admitió Gornig.

Conclusión

Y es que no debe extrañar que las personas siempren busquen un mejor futuro para si mismas y para sus familias.

Nadie desea quedarse en lugares donde no hay oportunidades por que han sido desvastados por un sistema como el socialista que siempre ha sido y será absolutamente ineficiente.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Open chat
Buenos Dias, ¿En que podemos ayudarlo?
Powered by